domingo, 22 de febrero de 2009

Golpes de pecho

Crisis económica, de valores, social, política, familiar, personal, futbolera, alimentaria, ecológica, etc., etc., etc., son algunos de los síntomas que experimenta la decadencia de la humanidad. Pero ese no es el tema –solo se me ocurrió porque un canto gregoriano de Hildegard von Bingen me inspira en este momento-, sino que muchas veces hemos escuchado a los representantes de la iglesia católica que debemos inculcar los valores de la familia para lograr el bien común y superar los retos que esta sociedad libertina nos enfrenta, pero no nos hemos puesto a pensar en la falta de calidad moral que muchos -de los que se dicen religiosos- experimentan. Tan solo basta decir la falta de compromiso de quien ingresa a la vida religiosa en el voto de castidad, continencia o celibato, véase desde cualquier perspectiva, pues muchos de esos "hombres de fe" resultan violadores, pederastas, clérigos de doble moral y amantes de una deliberada sexualidad activa. Mientras que en el viejo continente el tema de la castidad es objeto de cuidadosos análisis y serios cuestionamientos al interior de la Iglesia por parte de laicos, clérigos y teólogos de la misma fe, en México no cobra aún mucho auge, la iglesia prefiere callar ante una sociedad ávida de respuestas y profundas explicaciones que caer en mayores escándalos, Ahí está como ejemplo el caso de Marcial Maciel -fundador del Regnum Christi (asociación seglar) y de la congregación católica romana Legión de Cristo-, acusado de pederastia y como él, en el pasado se dieron casos como el del ex nuncio papal Girolamo Prigione y su concubinato con la monja Alma Zamora, situación que quedó en el olvido de muchos. O el reporte del ex obispo de Oaxaca, Bartolomé Carrasco, quien en su visita al Vaticano reportó que en su diócesis "el setenta y cinco por ciento de los sacerdotes no guardaban el voto del celibato sacerdotal, dejando entrever que muchos tenían una o varias concubinas, mientras que otros tenían simples aventuras sexuales durante su vida eclesial activa". Y así como esos, existen muchos más casos que no son conocidos por el dominio público o simplemente pasan inadvertidos, como el caso de sacerdotes en Estados Unidos quienes a cambio de ser absueltos de todo pecado y cargo en contra de ellos por ser pedófilos, pagan una fuerte suma de dinero a sus agraviados, dejando solo en la memoria de la víctima un mal sabor de "boca".

viernes, 20 de febrero de 2009

El ciber- mendigo (quiero ser uno de ellos)

Internet, la máxima red de redes a nivel mundial donde se puede ir con tan solo un par de clicks a casi cualquier parte del mundo y que es utilizada para realizar infinidad de actividades, se ha convertido en una necesidad para un mundo globalizado y ávido de conocimiento, con historias increíbles que escuchamos que suceden día a día dentro de ella. Ahora resulta que incluso la mendicidad se puede abatir desde un sitio web. Tim Edwards es un estadounidense de 37 años que vive en condiciones de indigencia en un barrio de Houston y limosnea en las calles de esa ciudad para sobrevivir diariamente pero ahora posee su propio sitio de internet para recibir donativos de cualquier buen samaritano desde no importa qué lugar de la tierra, pues resulta que un par de americanos lanzaron una página electrónica de manera experimental para demostrarle al mundo que a través de internet se puede vender casi todo. En la página, cuyo enlace lo postearé al final, se puede adquirir para el buen Tim desde un café de 45 centavos americanos hasta dos semestres en una universidad. La página- que funciona desde el pasado 17 de febrero- ha recibido hasta el momento en el que escribo estos renglones 59741 visitas y ya tiene suficientes cafés y rastrillos en su haber, asi que si querían invitarle un cafecín, ya no es posible; también se le pueden comprar a este hombre algunas hamburguesas, sándwiches de jamón, lecciones de karate, revistas, e incluso hasta ipods y blackberries. Tim dice estar muy contento -¿y quién no?- con esta nueva aventura que lo estaría conviertiendo seguramente en el indigente más famoso del planeta. Imagínate si tan solo cada uno de los que visitan su sitio donara un dólar, este sujeto ya tendría, además de sus cafés y rastrillos, 59741 lucas en su bolsa, con lo que pasaría a ser -como en aquella película estelarizada por Eddie Murphy- "de mendigo a millonario", nada mal para un ciber-mendigo ¿verdad? la página de mi amigo Tim es www.pimpthisbum.com

miércoles, 4 de febrero de 2009

¡Sorpresa!

video
Hace poco publiqué la foto de Camila, mi perica larica, pero días después supe y me rompió tremendamente el corazón que Camila no es Camila, sino Camilo…¡Sí! Camilo. Y es que resulta que la que yo pensaba que era una hembrita muy coqueta, me salió machín. Dicen que sus características son de un perico macho. Pero ese no es el asunto, lo fascinante es que aprendió a repetir las palabras que le dice mi mamá, yo pensé que solo los cotorros tenían esa habilidad lingüística, pero ya vi que no. Después de que mi señora madre me convenciera de que el Camilo hablaba comprobé con mis propios oídos que en efecto, el australiano hablaba y en español… jaja. Este periquito repite “pero qué niño” “quiero” y “perrito, perrito” un sinnúmero de veces y silba el mismo tono que el de mi familia. Talvez a muchos no se les haga asombroso pero por lo que a mí me toca, nunca había escuchado hablar a un periquito australiano, por cierto, creo que ya hasta ladra como Tabata y Winnie (2 schnauzer miniatura que tenemos). Si no me creen, chequen el video.